Las ondas gravitatorias otra maravilla del universo.

  •  
  • 9
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Uno de los genios más grandes de la humanidad fue Albert Einstein. Hace poco más de cien años, él predijo, dentro de los planteamientos de la Teoría de la relatividad General, que había perturbaciones en el espacio-tiempo, manifestadas en forma de onda, que se originaban por “cuerpos masivos acelerados”. Esas son las Ondas Gravitatorias.

Años después de que Einstein hablara de este fenómeno, Kip Thorne, Rainer Weiss y Barry C. Barish, físicos estadounidenses, lograron demostrar su existencia con un experimento basado en interferometría láser (ya le vamos a explicar qué es). Su investigación, en la que de acuerdo a ellos mismos participaron “millones de científicos e ingenieros”, los llevó a ganar el Premio Nobel de física 2017.

Eduard Larrañaga, astrónomo, profesor de la U. Nacional, miembro del Observatorio astronómico nacional explicó a kienyke.com las ondas gravitacionales como “perturbaciones en el espacio tiempo que se propagan llevando energía e información acerca del sistema físico que las produjo”.

En términos menos complejos: supongamos que el espacio es una piscina llena de globos. Cuando un globo estalla, por el agua se expande una onda. Entre más se acerca a los bordes, más imperceptible se hará. Es algo así: las bombas son los distintos objetos celestes –estrellas, planetas, agujeros negros– que al sufrir cambios bruscos, incluidas explosiones, generan “perturbaciones” que se mueven y “alteran el espacio-tiempo”.

“Son producidas cuando objetos con mucha masa –explicó el astrónomo–, se mueven rápidamente. Por ejemplo dos agujeros negros que choquen uno con el otro”.

La importancia del experimento

Hasta ahora no se habían podido observar porque la amplitud que tienen es muy pequeña. En esa medida, el experimento que permitió descubrirlas consiste en lanzar un rayo láser a través de dos caminos al final de los que hay una espejo. “Cuando una onda gravitacional afecta el tamaño de uno de esos caminos entonces el patrón de interferencia que produce el láser se ve afectado”.

El avanzado mecanismo que es capaz de hacer eso se llama LIGO -Laser Interferometer Gravitational-Wave Observatory por sus siglas en inglés (observatorio de ondas gravitacionales por interferometría láser).

Las ondas gravitacionales son importantes porque “hasta ahora, en la astronomía y la física, se han hecho estudios desde la ondas electromagnéticas, es decir a través de la luz: la luz en diferentes frecuencias”. En ese sentido, las ondas gravitacionales aparecen como una ventana para ver y conocer diferentes fenómenos. Esto podría cambiar la forma cómo entendemos el Universo y cómo lo estudiamos.

Por ejemplo, es fundamental para entender la materia oscura. Esta no interactúa con las ondas electromagnéticas; sin embargo, con las ondas gravitacionales sí se podrá estudiar mejor. “Puede darse un sistema –dijo el profesor Larrañaga– que podría registrar la materia oscura”.

Magnífico. La ciencia no deja de sorprender, de abrumar. Y aún falta tanto por descubrir.

Acerca de

Webmaster apasionado por la tecnología, developer Android, netfree & crack