Encuentran los ingredientes de la vida en meteoritos ca√≠dos en la tierra. ūüĆŹ


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Dos rocas espaciales caprichosas, que se estrellaron por separado a la Tierra en 1998 despu√©s de circular en el cintur√≥n de asteroides de nuestro sistema solar durante miles de millones de a√Īos, comparten algo m√°s en com√ļn: los ingredientes para la vida.¬†Son los primeros meteoritos que contienen tanto agua l√≠quida como una mezcla de compuestos org√°nicos complejos como hidrocarburos y amino√°cidos.

Un estudio detallado de la composici√≥n qu√≠mica dentro de diminutos cristales de sal azul y p√ļrpura tomados de estos meteoritos, que incluyen resultados de experimentos con rayos X en el Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley del Departamento de Energ√≠a (Berkeley Lab), tambi√©n encontr√≥ evidencia de la mezcla y el pasado de la pareja. padres probables¬†Estos incluyen Ceres, un planeta enano marr√≥n que es el objeto m√°s grande en el cintur√≥n de asteroides, y el asteroide Hebe, una fuente importante de meteoritos que caen en la Tierra.

El estudio, publicado el 10 de enero en la revista Science Advances , proporciona la primera exploración química integral de  y agua líquida en cristales de sal encontrados en meteoritos que impactan la Tierra. El estudio se adentra en la narrativa de la historia temprana de nuestro sistema solar y la geología de los asteroides, a la vez que presenta nuevas y emocionantes posibilidades para la existencia de vida en otros lugares del vecindario de la Tierra.

“Es como una mosca en √°mbar”, dijo David Kilcoyne, cient√≠fico de Advanced Light Source (ALS) de Berkeley Lab, que proporcion√≥ rayos X que se utilizaron para analizar los componentes qu√≠micos org√°nicos de las muestras, incluidos carbono, ox√≠geno y nitr√≥geno.¬†Kilcoyne fue parte del equipo de investigaci√≥n internacional que prepar√≥ el estudio.

Si bien los ricos depósitos de restos orgánicos recuperados de los meteoritos no proporcionan ninguna prueba de vida fuera de la Tierra, Kilcoyne dijo que la encapsulación de los meteoritos de la rica química es análoga a la preservación de los insectos prehistóricos en las gotas de savia solidificadas.

Queenie Chan, un cient√≠fico planetario y asociado de investigaci√≥n postdoctoral en la Universidad Abierta en el Reino Unido que fue el autor principal del estudio, dijo: “Esta es realmente la primera vez que hemos encontrado abundante materia org√°nica tambi√©n asociada con¬†¬†que es realmente crucial para el origen de la vida y origen de¬†¬†en el espacio “.

Ella agreg√≥: “Estamos viendo los ingredientes org√°nicos que pueden conducir al origen de la vida”, incluidos los amino√°cidos necesarios para formar prote√≠nas.

Ingredientes para la vida revelados en meteoritos que cayeron a la Tierra
Un cristal azul se recuperó de un meteorito que cayó cerca de Marruecos en 1998. La barra de escala representa 200 micras (millonésimas de metro). Crédito: Queenie Chan / The Open University, Reino Unido

Si la vida existi√≥ de alguna forma en el sistema solar primitivo, el estudio se√Īala que estos meteoritos que contienen cristales de sal aumentan la “posibilidad de atrapar vida y / o biomol√©culas” dentro de sus cristales de sal.¬†Los cristales llevaban trazas microsc√≥picas de agua que se cree datan de la infancia de nuestro sistema solar, hace unos 4.500 millones de a√Īos.

Chan dijo que la similitud de los cristales encontrados en los meteoritos -uno de los cuales se estrelló contra el suelo cerca de un juego de baloncesto infantil en Texas en marzo de 1998 y otro que ocurrió cerca de Marruecos en agosto de 1998- sugiere que sus asteroides podrían haberse cruzado y materiales mixtos.

Tambi√©n hay pistas estructurales de un impacto, tal vez por un peque√Īo fragmento de asteroide que impacta a un asteroide m√°s grande, dijo Chan.

Esto abre muchas posibilidades de cómo la materia orgánica puede pasarse de un host a otro en el espacio, y los científicos pueden necesitar repensar los procesos que condujeron al complejo conjunto de compuestos orgánicos en estos meteoritos.

Ingredientes para la vida revelados en meteoritos que cayeron a la Tierra
Representación artística de asteroides y polvo espacial. Crédito: NASA / JPL-Caltech

“Las cosas no son tan simples como pens√°bamos que eran”, dijo Chan.

También hay pistas, basadas en la química orgánica y las observaciones espaciales, de que los cristales pudieron haber sido sembrados originalmente por hielo o agua, lo que arrojó actividad volcánica en Ceres, dijo.

“Todo lleva a la conclusi√≥n de que el origen de la vida es realmente posible en otros lugares”, dijo Chan.¬†“Hay una gran variedad de compuestos org√°nicos dentro de estos meteoritos, incluido un tipo muy primitivo de compuestos org√°nicos que probablemente representan la composici√≥n org√°nica del sistema solar inicial”.

Chan dijo que los dos meteoritos que produjeron los cristales de sal de 2 mil√≠metros se conservaron cuidadosamente en el Centro Espacial Johnson de la NASA en Texas, y los diminutos cristales que contienen s√≥lidos org√°nicos y trazas de agua miden solo una fracci√≥n del ancho de un cabello humano.¬†Chan recolect√≥ meticulosamente estos cristales en una habitaci√≥n controlada por el polvo, dividiendo peque√Īos fragmentos de muestra con instrumentos met√°licos que se asemejan a p√ļas dentales.

“Lo que hace que nuestro an√°lisis sea tan especial es que combinamos muchas t√©cnicas de √ļltima generaci√≥n para estudiar exhaustivamente los componentes org√°nicos de estos peque√Īos¬†¬†“, dijo Chan.

Ingredientes para la vida revelados en meteoritos que cayeron a la Tierra
Ceres, un planeta enano en el cinturón de asteroides representado aquí en esta imagen de falso color producida por la NASA, puede ser la fuente de materia orgánica encontrada en dos meteoritos que se estrellaron contra la Tierra en 1998. Crédito: NASA

Yoko Kebukawa, profesora asociada de ingeniería en la Universidad Nacional de Yokohama en Japón, llevó a cabo experimentos para el estudio en ALS de Berkeley Lab en mayo de 2016 con Aiko Nakato, investigador postdoctoral en la Universidad de Kyoto en Japón. Kilcoyne ayudó a entrenar a los investigadores para usar la línea de rayos X y el microscopio ALS.

La línea de luz equipada con este microscopio de rayos X (un microscopio de rayos X de transmisión de barrido, o STXM) se usa en combinación con una técnica conocida como XANES (espectroscopia de estructura de borde de absorción de rayos X) para medir la presencia de elementos específicos con una precisión de decenas de nanómetros (decenas de milmillonésimas de un metro).

“Revel√°bamos que la materia org√°nica era algo similar a la encontrada en los meteoritos primitivos, pero conten√≠a m√°s qu√≠mica que conten√≠a ox√≠geno”, dijo Kebukawa.¬†“En combinaci√≥n con otras pruebas, los resultados respaldan la idea de que la materia org√°nica se origin√≥ a partir de un organismo matriz rico en agua o previamente rico en agua: un mundo oce√°nico en el sistema solar primitivo, posiblemente Ceres”.

Kebukawa también utilizó la misma técnica STXM para estudiar muestras en Photon Factory, un sitio de investigación en Japón. Y el equipo de investigación reclutó una variedad de otras técnicas experimentales químicas para explorar el maquillaje de las muestras de diferentes maneras y en diferentes escalas.

Chan se√Īal√≥ que hay otros cristales bien conservados de los meteoritos que a√ļn no se han estudiado, y hay planes para estudios de seguimiento para identificar si alguno de esos cristales tambi√©n puede contener agua y¬†¬†.

Kebukawa dijo que espera continuar los estudios de estas muestras en la ALS y otros sitios: “Podemos encontrar m√°s variaciones en la qu√≠mica org√°nica”.

Webmaster En Notas Tecnol√≥gicas | +18636961394 | [email protected]

Apasionado por la ciencia y las nuevas tecnologías. Editor y webmaster amante de iOS y Android.


Like it? Share with your friends!

0 Comments

A %d blogueros les gusta esto: